Marvel y su búsqueda de nuevos aliados más allá de Netflix

Parecía que Marvel había encontrado una mina de oro inagotable con el medio de televisión en streaming más consumido del planeta: Netflix. Si con Daredevil se revolucionó el género de superhéroes, con Jessica Jones se confirmó que la unión Marvel-Netflix era una cosa que debíamos tener en cuenta como algo más que unas “simples” series que adaptaban cómics. Eran unas seriazas con el potencial adecuado como para competir con las grandes series del momento e, incluso, de todos los tiempos.

Pero, al igual que en la gran pantalla, la ambición se apoderó de la compañía y empezaron a surgir nuevos proyectos futuros. Incluso, como punto álgido de la explotación del producto, habrá una especie de Los Vengadores que reunirá a todos los héroes de Netflix y Marvel en The Defenders.

El éxito de las dos primeras series se produjo gracias esa comentada diferenciación de lo que ya estábamos hartos de ver en superproducciones de Marvel. Todo era más oscuro, narrativamente más complejo y con unos personajes más cercanos a la gente de a pie que, por ejemplo, un multimillonario o un dios nórdico. Sin embargo, una vez este nuevo formato ya ha sido explotado, repetir el nuevo patrón puede cansar a la gente y, por eso, Luke Cage o, más recientemente, Iron Fist, no han tenido la acogida que se merecían unas series que, pese a los palos y a las críticas recibidas, en mi opinión son buenas.

Quizás tanta saturación de superhéroes (tanto Marvel como DC) en todos los formatos sea una de las causas de las críticas recibidas, o quizás que la unión Marvel-Netflix ya esté empezando a flojear, esto ya nos lo preguntamos por aquí, pero, como sabemos que Marvel no es tonta, siempre tiene varios ases bajo la manga.

Si en cine decidió darles ese toque más cómico a las películas de sus últimos héroes (Guardianes de la Galaxia, Ant-Man o Spider-Man), en televisión su estrategia ha sido la de diversificar por cadenas.

Amparándose en dos grandes citas de la historia que, a su vez, por cierto, se contradicen, Marvel sabe que, por un lado, la unión hace la fuerza (The Defenders), pero también que para vencer tiene que dividir. Sabe que si se queda siempre en Netflix al final pasará lo que ya está pasando. Necesita reinventarse y por ello, expandir su universo en varias emisoras (y, por consiguiente, distintos públicos) es la solución para diversificar su oferta y sus mercados y, así, mantenerse siempre fresca y novedosa.

Antes de que llegara esta conexión con Netlfix, hay que recordar que las dos primeras series del nuevo universo Marvel llegaron a ABC (emisora propiedad de Disney). Primero lo hizo Agents of SHIELD, la serie de Joss Whedon que se vendió desde antes de su estreno como una expansión de Los Vengadores sin Los Vengadores, pero que con el paso ha ido adquiriendo su propia personalidad.

ABC fue su primer gran aliado. Es más, todas las series de Netflix tienen producción ABC aunque no se emita en ella. A Agents of SHIELD le siguió en esta emisora en abierto el estreno de Agent Carter, hasta la fecha, la única serie de Marvel que ha sido cancelada (sin contar el piloto fallido de Most Wanted, spin-off de Agents of SHIELD sobre Bobbi Morse y Lance Hunter).

Como pudimos ver, las primeras series de Marvel eran spin-offs de personajes ya vistos en las películas, es decir, querían utilizar el gancho de su universo cinematográfico para atraerlo a la pequeña pantalla. Ya con Daredevil y la incursión de Netflix, todo cambió por completo con la utilización de nuevos protagonistas y tramas completamente originales.

La expansión de Marvel a otras emisoras más allá de ABC y Netflix ha empezado indirectamente (como prueba) con un universo sobre el que no posee completamente sus derechos, los X-Men. Es por eso que se pensó en FX y en uno de sus creadores de moda, Noah Hawley (Fargo), para hacer una serie que revolucionara totalmente el género. Y así lo han conseguido con Legion, en mi opinión, la mejor serie de Marvel hasta la fecha.

Siguiendo con el universo mutante, también hay confirmada una serie de X-Men para FOX que se titulará provisionalmente como Gifted y que contará con la figura del mismísimo Bryan Singer en la dirección.

Volviendo a ABC, aquí es donde podremos ver la nueva serie con contenido original de Marvel, Los Inhumanos, una de las apuestas más prometedoras de los estudios y que llegará el 26 de septiembre, pero, como hemos dicho, la expansión de Marvel está en su máximo esplendor. En Hulu, otro sistema de streaming online como Netflix, y en Freeform, cadena de cable también del grupo ABC y Disney, se estrenarán próximamente los cómics más juveniles de la compañía (lo dicho, buscando nuevos mercados): Runaways y Cloak & Dagger. Además, también se está trabajando en Damage Control, comedia al estilo Powerless de DC sobre una compañía encargada de inventar todo tipo de dispositivos para combatir los efectos secundarios de los superhéroes.

Todo esto es lo que nos deparará el futuro más cercano de Marvel en toda la parrilla estadounidense, pero estoy seguro que no tardará en ir creciendo conforme pase el tiempo. ¿Quiénes serán los nuevos héroes en llegar a la pequeña pantalla? Estaremos atentos para contároslo.

 

2 comentarios

  1. […] de los que aplaudieron las series de superhéroes de la VoD se encuentran ahora decepcionados. En El showrunner nos ofrecen una interesante reflexión sobre la deriva de Marvel y su relación con la […]

  2. Netflix ya no mola tanto dice: Responder

    Independientemente de la saturación de superhéroes, Iron Fist es una serie tremendamente mala, justo lo contrario de lo que fueron Daredevil y Jessica Jones.
    Dialogos que dan vergüenza ajena, desarrollo de la historia realmente tedioso, no cuenta con un antagonista destacable, un guión que parece de una película de domingo por la tarde, unas coreografías de lucha que dan bastante pena (sobre todo teniendo en cuenta que la serie va de kung fu, ¡Si hasta las peleas de Jessica Jones le dan mil vueltas!), etc…

    Entre lo floja que fue Luke Cage y lo mala que ha sdo Iron Fist, muchos ya miramos con prudencia a la serie de Defenders, esperando que siga el camino de sus dos primeras series, y no resulte una serie de segunda fila como la última de Netfilx/Marvel.

    Por cierto, de acuerdo con Legion. La mejor serie de Marvel hasta la fecha.

Deja un comentario